miércoles, 20 de septiembre de 2017
 

Antonio Vitorino ve "atípico" el modelo español de copia privada

 



El abogado portugués Antonio Vitorino, mediador europeo sobre la regulación de la copia privada, calificó ayer de “atípico” el caso español de sustituir el sistema de tasas “por una previsión presupuestaria”, durante su primera conferencia en España El proceso de mediación en materia de copia privada en la Unión Europea, que impartió ayer en la sede madrileña de la SGAE, auspiciada por el Instituto Autor.

 

El presidente de la SGAE, Jose Luis Acosta, introdujo la intervención de Vitorino, de quien destacó “su compromiso cívico”. Acosta aludió a la necesidad de unión del sector cultural, “corren malos tiempos para la cultura y debemos velar porque la legislación se ajuste a las necesidades de los autores. El trabajo de miles de personas está en juego”.

 

 

Antonio Vitorino expuso ayer los principales hitos del proceso de mediación llevado a cabo en el debate sobre la armonización de la regulación de la copia privada en la Unión Europea, impulsando un diálogo entre todas las partes interesadas, incidiendo en la idea de que “la única vía para armonizar los intereses de todos los agentes implicados es el debate entre las partes”.  Tras casi un año de consultas y del análisis en profundidad de la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre el mismo tema,  Vitorino hizo una serie de recomendaciones a la Comisión Europea, que ayer desgranó ante los asistentes a la master class. El abogado aseguró que las dos recomendaciones que se incluirán seguro en las conclusiones de la Comisión son:

 

- Incrementar el licenciamiento y los acuerdos contractuales como mejor manera de garantizar una justa remuneración a los titulares de derechos en contrapartida a sus esfuerzos creativos e inversiones.

 

- Adoptar medidas destinadas a armonizar las diferencias actuales entre los sistemas de recaudación de la copia privada en el Mercado Único.

 

Sobre el sistema español de remuneración por copia privada,  que carga a los Presupuestos Generales del Estado un precio simbólico, Antonio Vitorino afirmaba ayer que España es ”el único país que tiene un sistema parecido es Noruega, pero ningún otro Estado miembro ha sustituido el sistema de compensación por copia privada con el presupuesto nacional”.

 

Para el que está considerado como la máxima autoridad europea en copia privada, en España hay una “enorme diferencia” entre la recaudación por copia privada de los autores y la “asignación presupuestaria” que se vio en los presupuestos estatales de 2012 por lo que una de las “cuestiones principales” para él es el “impacto” de “la decisión política” en los titulares de los derechos de autor.

 

Aún así, se mantuvo cauto en vaticinar qué pasará con el anteproyecto de ley de reforma de la Ley de Propiedad Intelectual y la del Código Penal en lo que a delitos contra la propiedad intelectual se refiere, las dos apuestas legales del Gobierno español en esta materia.

 

Al abordar las recomendaciones fruto del proceso de mediación, el ex Comisario Europeo de Justicia e Interior (1999-2004) recordó que entre ellas está que se garantice que los titulares de derechos de autor estén debidamente remunerados por sus esfuerzos creativos e inversiones, fomentando una mayor dependencia de las licencias y de los acuerdos contractuales.

 

Sobre la situación general de la industria cultural y creativa, y especialmente la de los titulares de derechos, en un entorno tan cambiante como digital “todos los agentes del sector deben demostrar su intención de adaptar y respetar los derechos de los autor”.

 

Vitorino fue el artífice de la recomendación de unificación del modelo de imposición del canon digital en los Veintisiete, para solucionar las dificultades que, a su juicio, generan a los operadores económicos y los ciudadanos.

 

En este punto, el mediador europeo, tiene claro que las tasa van a continuar como “sistema de recaudación” de la copia privada pero ve “una enorme distancia” en la definición de los “aparatos y soportes de grabación” ya que, según ha expresado, esto es diferente entre los países. “Cuando se decide quién es el responsable de pagar esas tasas no queda claro.

 

Otro de los puntos analizados ayer por Vitonino fue el de imponer gravámenes en las transacciones transfronterizas en el país en el que el consumidor reside. Respecto a esta recomendación, el portugués tiene claro que estos gravámenes “sólo” deben recaer en los usuarios finales y en el país de destino.

 

Fuente: elpais.com/Agencia EFE

 

Copyright de las fotografías: Alberto Morales




Dossier de prensa


Fotografias.zip



Imágenes