miércoles, 18 de octubre de 2017
 

Twitter

Debido a un error, posiblemente de latencia en la conexión a Twitter, los tweets del usuario no pueden mostrarse.

Los creadores defienden unos derechos de autor justos en las Naciones Unidas

 



Los creadores han instado a las Naciones Unidas a promover unos pagos justos de derechos para los creadores en el mercado digital.En nombre de la CISAC (Confederación Internacional de Sociedades de Autores y Compositores), en un panel organizado en las Naciones Unidas en Nueva York el 27 de abril con motivo del Día Mundial de la Propiedad Intelectual de la OMPI bajo el título ‘Get Up. Stand Up: For Music’, el autor-compositor Eddie Schwartz, co-Presidente de Music Creators North America (MCNA) y Presidente de la Asociación de Compositores de Canadá, declaró que los autores, compositores y letristas han visto cómo disminuía el valor de sus obras en la última década y cómo se ha deteriorado su remuneración debido a los desequilibrios del mercado.”Gracias a las tecnologías digitales, las obras creativas circulan por todo el mundo como nunca lo habían hecho antes. Gracias a Internet, los creadores africanos, asiáticos y latinoamericanos pueden llegar de forma instantánea y universal al público europeo y norteamericano. Pero, irónicamente, este acceso sin precedentes no se ha traducido en un beneficio económico para los creadores. Esto incluso ha reducido el valor de sus obras”, manifestó Schwartz.

 

Hablando de su propia experiencia, Schwartz añadió: “En el mundo físico del siglo XX, la venta de un millón de discos le hubieran permitido a alguien como yo, con algunos éxitos en su haber, vivir con unos confortables ingresos propios de la clase media. Hoy en día, en la era digital del siglo XXI, un millón de descargas me reportan 35$, lo que equivale al precio de una pizza. Como cada vez es mucho más difícil ganarse la vida, el número de creadores profesionales en Estados Unidos ha disminuido drásticamente. Aquellos que crean valor con sus obras musicales, ¿seguirán sin recibir prácticamente nada mientras que aquellos que obtienen un valor con dichas obras creativas reciben prácticamente todo?”, preguntó.Schwartz explicó que una forma de solucionar este problema era desarrollando proyectos como Fair Trade Music, en referencia al movimiento lanzado el año pasado por una coalición mundial de creadores.

 

“El movimiento de Fair Trade Music se basa en la equidad con respecto a la forma en la que los creadores son remunerados en el mundo digital”, explicó Schwartz. “Debemos adoptar un sistema ético, equitativo y sostenible para desarrollar esta nueva cadena de valor de forma que las obras de aquellos que dedican sus vidas a la creatividad no tengan un valor prácticamente nulo. Como creadores, pensamos que el copyright, los derechos de autor y cualquier otro instrumento jurídico constituyen la forma de garantizar que los autores reciben un trato equitativo, que sus obras son protegidas y que se mantiene la diversidad cultural”.