Twitter

Debido a un error, posiblemente de latencia en la conexión a Twitter, los tweets del usuario no pueden mostrarse.

Iñigo Méndez de Vigo, nuevo ministro de Educación, Cultura y Deporte

 



El nuevo ministro de Cultura, Iñigo Méndez de Vigo, atiende a los medios de comunicación tras recoger la Medalla de Honor de la SGAE en el Palacio de Longoria de Madrid en 2002.

 

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) ha felicitado al nuevo ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, por su reciente nombramiento en nombre de los más de ciento catorce mil socios que representa.

Sabemos de su total respaldo a los valores que representa esta entidad: la defensa y gestión de los derechos que generan las obras de los creadores”, ha resaltado la SGAE en el texto de felicitación que ha hecho llegar al nuevo responsable de Cultura. “Confiamos plenamente en que en estos meses que restan hasta el final de la legislatura, sabrá poner en valor el talento de quienes se esfuerzan en desarrollar su trayectoria profesional en el marco de la industria cultural europea”, subraya el organismo.

El nuevo titular de la cartera de Cultura recibió en 2002 la Medalla de Honor de la SGAE, la máxima distinción que otorgan los creadores a personas o entidades que realicen un especial esfuerzo en la defensa de la propiedad intelectual. El político recogió la distinción de manos de la dramaturga Ana Diosdado, que en aquel momento era presidenta de la SGAE. El acto tuvo lugar en el Palacio de Longoria, sede central de la entidad en Madrid.

 

VETERANO EUROPEÍSTA


Iñigo Méndez de Vigo y Montojo, nacido en Tetuán en 1956, estudió derecho y en 1980 ingresó en el cuerpo de letrados de las Cortes Generales. En estos primeros años profesionales desempeñó diversos cargos en las Cortes; fue profesor de Derecho Constitucional en la Complutense y se incorporó como Consejero  especial de Marcelino Oreja cuando éste fue Secretario General del Consejo de Europa.

 

Ingresó en el PP en el congreso de loa refundación (1989) y fue elegido eurodiputado en octubre de 1992. En diciembre de 1999 fue elegido Presidente de la Delegación del Parlamento Europeo en la Convención encargada de la elaboración de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, de la cual ha sido vicepresidente. Por su labor en la elaboración de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, el Consejo de Ministros de España le concedió la Gran Cruz del Mérito Civil. El 7 de junio de 2001 fue nombrado miembro del Consejo para el Debate sobre el futuro de la Unión Europea. En 2002 fue elegido Presidente de la Delegación del Parlamento Europeo en la Convención sobre el futuro de la Unión.

 

Llegó a la Secretaría de Estado para la Unión Europea de la mano de José Manuel García-Margallo, ministro de Asuntos Exteriores, con quien coincidió en Bruselas durante la etapa de ambos como eurodiputados populares, un periodo que en su caso se prolongó 17 años. El nuevo ministro es nieto de la escritora Carmen de Icaza, popular autora de novelas rosas, de quien heredó el título de barón de Claret en 1980.