miércoles, 18 de octubre de 2017
 

La SGAE colabora, con la Fundación Secretariado Gitano, en un programa para la reinserción de 200 internos de Soto del Real (Madrid)

 

Al acto asistieron los autores Juan Carmona y Mónica Fernández Valderrama, en representación de la Junta Directiva de la SGAE y su Área Social y Asistencial.

El guitarrista José Luis Hernández, socio de la SGAE y profesor de los talleres, asegura que “en el escenario, los internos han sido capaces de olvidarse de que están en una prisión y pensar en encaminar su futuro”.

 

El centro penitenciario de Soto del Real (Madrid) acogió la pasada semana la actuación del Grupo de Flamenco Sastipen Talí, integrado por once reclusos del centro. Durante una hora, pusieron en práctica lo aprendido en los Talleres de Flamenco que el Área Social y Asistencial de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE)  y la Fundación Secretariado Gitano (FSG) han puesto en marcha en este año 2013.

A la celebración de los internos, se unieron responsables de la Fundación Secretariado Gitano (FSG); así como directivos del centro y destacados miembros de la Junta Directiva de la SGAE, como los artistas Mónica Fernández Valderrama y Juan Carmona. A la cita acudió José Luis Hernández, guitarrista y socio de la SGAE, que se ha prestado desinteresadamente a impartir estos Talleres de Flamenco, y que ha animado a sus alumnos al son de las palmas, el cajón, la guitarra y el cante. Según José Luis, esta experiencia ha resultado “muy satisfactoria para mí y muy enriquecedora para los internos, a los que, poco a poco, he logrado inculcarles la capacidad para trabajar en equipo a través de la música. Este socio, que ha recibido ayuda de la SGAE para tratar una enfermedad que lo ha mantenido fuera de los escenarios en los últimos años, reconoce que “desde que empecé hace nueve meses hasta ahora, estas clases me han dado mucha fuerza para seguir adelante. He visto cómo la música puede darme esperanza a mí, que ya estoy casi recuperado y he empezado a trabajar de nuevo, pero también a quienes están privados de su libertad: ninguno de mis alumnos es profesional y algunos de ellos han hallado ya un nuevo camino en la música: en el escenario han sido capaces de olvidarse de que están en una prisión y pensar en su futuro”.

“Este taller es una iniciativa sociocultural resocializadora con efectos altamente positivos en los participantes”, ha explicado la directora adjunta de la FSG en Madrid, Rocío García. “Es una iniciativa que no sólo trabaja aspectos clave que contribuyen a la promoción y la reinserción sino que, además, dota a los internos de herramientas y capacidades artísticas, más desde que la colaboración con la SGAE nos ha permitido contar con un guitarrista flamenco de alto nivel”.

Por su parte, la miembro de la Junta Directiva y líder de la banda Materia Prima, Mónica Fernández Valderrama, ha celebrado la labor del Área Social y Asistencial de la SGAE y la participación de los autores en “iniciativas tan esperanzadoras” y ha alabado la labor del asistente social como nexo entre los creadores y la sociedad: “apoyar a alguien que lo necesita y ayudar a quienes precisan recuperar la esperanza es lo que realmente nos humaniza a los autores, esto es lo que necesita la SGAE”. Mónica ha explicado también que durante el acto “la felicidad y alegría de los internos nos ha contagiado a todos. Es precioso ver cómo en estas actuaciones los internos sienten que dejan de ser invisibles, que pueden llegar a reconducir su vida. La lección ha sido mutua porque hemos compartido la sensación de ilusión: para ellos, sentirse útiles mejora su autoestima y, para nosotros, darnos cuenta de que nuestro trabajo puede contribuir a ello es tremendamente esperanzador”.

Durante toda la pasada semana más de 400 internos del centro han podido disfrutar de buen flamenco gracias a los tres conciertos que han puesto el cierre al 2013 en el Centro Penitenciario de Soto del Real.

La cultura como elemento de integración social

A través de su Área Social y Asistencial y con la colaboración de la FSG, la SGAE pretende reivindicar la cultura como elemento de inserción social, aprovechando el papel integrador y educativo inherente a la labor creativa de quienes integran esta Sociedad. El objetivo de esta iniciativa es que, a través del Flamenco como nexo de identidad, los más de 200 internos gitanos descubran y desarrollen sus potencialidades artísticas como una manera de vincularse a los demás y promoviendo, de este modo, la integración social.

La iniciativa está integrada en el “Programa de Intervención en Centros Penitenciarios”, financiado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en la convocatoria del IRPF. Desde hace más de 13 años la FSG trabaja para favorecer la promoción de la población gitana reclusa, desde una perspectiva socioeducativa y cultural, con el fin de contribuir a su proceso de reinserción. Para ello, a través de atención individual, familiar y grupal, el equipo de la FSG que trabaja en el centro penitenciario desarrolla, entre otras cosas, talleres de carácter socioeducativo que apoyen y refuercen los contenidos trabajados haciendo especial énfasis en la socialización, como es el caso del aula de mujer, salud, alfabetización, apoyo escolar, la elaboración de la revista Nómadas y el Grupo de Flamenco “Aires de Libertad”.

¿Qué es la SGAE?

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) es una entidad privada dedicada a la defensa y gestión colectiva de los derechos de propiedad intelectual de sus más de 103.000 socios. La misión fundamental de la SGAE es la protección y reparto de la remuneración de los socios por la utilización de sus obras (comunicación pública, reproducción, distribución, transformación y copia privada) y la gestión de licencias entre los clientes para su uso.  A través de su Área Social y Asistencial,  la SGAE busca contribuir al bienestar social de los socios/as y generar espacios de desarrollo solidario, creativo y cultural, en relación directa con la ciudadanía y con otras entidades públicas o privadas.

¿Qué es la Fundación Secretariado Gitano (FSG)?

La Fundación Secretariado Gitano (FSG) es una entidad social intercultural sin ánimo de lucro que presta servicios para el desarrollo de la comunidad gitana en España y en el ámbito europeo. Su actividad comenzó en los años 60, si bien se constituyó jurídicamente en 1982. En Madrid se llevan a cabo Programas de Promoción Social, Educativa y Laboral que atiende a un total de 2.500 personas al año.