La SGAE potencia la atención a sus socios más necesitados con la creación de un Área Social y Asistencial

 



 

Consciente de la situación de precariedad que atraviesan muchos de sus socios, como consecuencia de los efectos devastadores de la crisis en el ámbito de la cultura, y con el propósito de buscar soluciones inmediatas a problemas reales, la Junta Directiva de la SGAE ha resuelto potenciar la atención a sus afiliados más necesitados con la creación de un Área Social y Asistencial. Este nuevo área, al que se ha incorporado la figura del trabajador social, cuenta, para 2013, con un presupuesto de 500.000 euros, cifra que incrementa notablemente las dotaciones destinadas a ayudas de emergencia en 2012 (325.000 euros) y 2011 (200.000).

Según Antón Reixa, presidente de la SGAE, "en los últimos meses hemos venido conociendo y haciendo seguimiento de un elevado número de socios que atraviesan por  graves problemas.  A pesar de la progresiva reducción de los fondos procedentes de la copia privada, que ha pasado de 20 millones en 2011 a 4 en 2012 y cuyo 20% destinamos, a través de Fundación Autor, a programas de promoción, formación y asistencia social, los autores han decidido incrementar las ayudas con fondos procedentes de sus propios recursos.  Para la actual dirección de la Sociedad resulta decisivo e imprescindible el papel que deben jugar las entidades de gestión de los derechos de propiedad intelectual en momentos como los que atravesamos".

Desde el Área Social y Asistencial se canalizan las ayudas a los socios que están pasando por momentos de dificultad (en los tres primeros meses se han concedido ayudas a 38 socios, cuando en todo 2012 los beneficiarios fueron 99), pero también se desarrollan otras líneas de trabajo, como la firma de convenios con entidades para establecer fórmulas de colaboración solidarias que, además, sirvan para estimular al autor objeto de las ayudas a sentirse activo.

 

Asimismo, se ha puesto en marcha un proyecto de voluntariado para que los socios que lo deseen asistan a otros asociados mayores o con problemas de salud (acompañamiento, gestiones, etc.) o también tomen parte en programas solidarios de ONG y otras entidades sociales.

 

“Las cosas no se dicen, se hacen, porque al hacerlas se dicen solas”

El Área Social y Asistencial de la SGAE ha lanzado la campaña  “Las cosas no se dicen, se hacen, porque al hacerlas se dicen solas” con la que, a través de tres vídeos protagonizados por los músicos Amalia Castilla, Danays Bautista y Jesús del Rosario, quiere poner de relieve las nefastas consecuencias de la crisis económica en el colectivo de autores y la necesidad de estos de recibir el apoyo de la entidad de gestión.

A Amalia Castilla, en 2009, cuando su teléfono no dejaba de sonar y le surgían nuevas oportunidades en París o Japón tras más de una década al frente de la orquesta de un afamado hotel madrileño, se le diagnosticó una enfermedad neurológica que ha truncado su exitosa carrera como flautista. Danays Bautista, guitarrista, cantante y compositora cubana, ciega desde los 5 años por culpa de una bala perdida en las calles de la Habana, cayó en 2010 a las vías del metro en Madrid y perdió un brazo. Jesús del Rosario, joven guitarrista flamenco, que ha actuado junto a los grandes cantaores y tocaores y ha recorrido Europa y Estados Unidos con los espectáculos de Sara Baras, ahora, con la crisis, con menos espectáculos y  menos ingresos, ha estado a punto de perder la vivienda familiar por una orden de desahucio.

 




Vídeos